Mentira


Hace tiempo decidí embriagarme en aquel bar de mala muerte del que tanto me hablaste. Entre y al entrar te vi ahí sentada sobre la pierna de aquel cerdo. Mentiras, aquel cerdo era yo.

Estabas con aquella falda tan corta que siempre me gustaba para tocarte las nalgas. Estabas tan peinada como adoraba tu cabello suelto, nunca se quedaba quieto y siempre me acariciaba la cara.

Tomabas contenta y cantabas al son del trio, enrealidad era una guitarra y una voz, bueno;esa voz era la mía. Aun así me mirabas y yo a ti te cantaba. Me mandabas besos a los cuales yo respondía alzando mi cerveza y bebiendo ligeramente. Mentira, me bebía toda la cerveza, avanzaba por otra y me la bebía también.

Estaba borracho con una guitarra y una zorra que se quedaba dormida sobre mi, que había vomitado mi chamarra y mis tenis. Me quede dormido a su lado. Quizás no, la sacudí hasta que despertó, despertaste y te arroje hacia un lado - Maldita cerda asquerosa !! - te grite, y te bese después. Claro que enseguida te escupí.

Salí borracho de aquel lugar con una bella mujer del brazo que caminaba erguida y se tambaleaba tan sensualmente que despertaba envidias sobre mi. Mentira, ibas tan borracha y ahogada en alcohol que debía cargarte pues tus piernas no respondían y te arrastrabas, gritabas , llorabas y después reías. Eres una vieja loca.

Salí de aquel lugar borracho, odiándote por ser la mujer mas asquerosa con la que haya estado. Mentiras, salí amándote porque esa era la mujer de la que me enamore.

2 comentarios:

AGUSTIN CABRERA MARTINEZ dijo...

orale esta chido el texto, muy real.

tedo dijo...

que bonito